S. María Ángeles y de los Martirios

Basílica de Santa María de los Ángeles y de los Martirios

 

Roma - Piazza della Repubblica

ingresso

Visitando la Basílica de Santa María de los Ángeles y de los Martirios uno se sorprende por la majestuosidad de la basílica sobre todo porque, tras el derrumbe ocurrido en 1911 de la fachada concebida por Vanvitelli en 1750, se accede desde los restos de una sala cilíndrica de las Termas de Diocleciano, una entrada del todo atípica para una iglesia y que no deja entrever mínimamente la amplitud de los espacios internos, entre otras cosas ha sucedido y no es nada raro que los turistas que la están visitando pregunten dónde está la iglesia mientras están paseando por delante!
La Basílica de Santa María de los Ángeles y de los Martirios nace en 1561 por voluntad de Antonio Lo Duca, un sacerdote devoto al culto de los ángeles que les dedicó toda su vida hasta la muerte (1564), pocos días después de la desaparición de Michelangelo.
Michelangelo fue el primer arquitecto en concebir la basílica en el interior de las termas, levantó el pavimento más de dos metros para aislar los ambientes de la humedad presente y derrocó el Tepidarium añadiendo a éste otros ambientes adyacentes, dejó intactas las bellísimas y majestuosas columnas presentes (8) y las poderosas murallas romanas realizando una planta de cruz griega orientada perpendicularmente a la actual.
Hoy el larguísimo transepto, de 90 metros, era originariamente la nave central teniendo la entrada desde Termini y desde el lado opuesto, fue cerrado por los lados por dos capillas realizadas en el transcurso del 1700 por C. Orlandi durante una nefasta reestructuración por voluntad del Pontífice Benito XIII y Clemente XII que hicieron trasladar ocho grandes retablos, actualmente visibles en los transeptos, procedentes de la basílica de San Pedro, dónde se estaban deteriorando a causa de la humedad y dónde fueron sustituidos por copias en mosaico, al hacerlo Orlandi tapió en parte también las grandes ventanas originales de las antiguas termas de Diocleciano, y sucesivas intervenciones de Vanvitelli se limitaron, además de la ya citada fachada, al techo de la bóveda de entrada y a pocos más arreglos.
Lamentablemente en nuestros días la basílica es más conocida por los funerales de estado celebrados por los numerosos soldados italianos muertos en presuntas misiones de paz....
Desde Piazza della Repubblica se entra a la basílica a una sala redonda con bóveda a cúpula que contiene cuatro monumentos fúnebres y dos capillas, un amplio corredor de pasaje, después un arco decorado y un tramo que contiene dos pequeñas capillas cerradas con herrería, conduce al larguísimo transepto que contiene numerosas obras artísticas como: los 8 grandes retablosque fueron trasladados desde la basílica de San Pedro en tanto que fueron sustituidos por mosaicos, las tumbas de los héroes de la 1ª Guerra Mundial y la famosa meridiana realizada el 1703 por Francesco Bianchini.

meridiana

La grande meridiana por voluntad del Papa Clemente XI es una larga línea de bronce encastada en el pavimento del crucero, fue hecha construir con fines ornamentales pero también para calcular la fecha de la pascua o el primer domingo tras el plenilunio que sigue al equinoccio de primavera.
En el extremo de los transeptos las dos capillas que cerraron las entradas concebidas por Michelangelo: en la capilla de S. Bruno (a izquierda) destaca un organodonado en 1998 por el Ayuntamiento de Roma, en la capilla Albergati (a derecha) visible un espléndido pavimento.
El presbiterio alberga dos capillas y es simétrico al espacio de comunicación entre el pasillo de la entrada y el transepto, ambos tienen arcos con bóvedas decoradas.
El ábside y el coro están apenas elevados, cuatro escalones conducen al altar, las decoraciones son muy bellas, están presentes obras escultóricas y pictóricas.
En las paredes, a la derecha, encontramos: Presentación de María en el templo, de Giovanni Francesco Romanelli y Martirio de San Sebastián de Domenichino; a la izquierda, Baptismo de Jesús de Carlo Maratta y Muerte de Anania y Safira de Pomarancio.
Algunas fotos: un ángel; el bautismo de agua; el bautismo de sangre; dos retablos vatican; una pintura en la capilla Albergati; el trecho final de la meridiana y el portal de bronce visto desde el interior.

Tags: Roma La Basílica de S. María de los Ángeles y de los Martirios

web oficial

tags: Roma Basílica Santa María Ángeles Martirios Michelangelo Roma Basílica Santa María Ángeles Martirios Michelangelo Roma Basílica Santa María Ángeles Martirios Michelangelo Roma Basílica Santa María Ángeles Martirios Michelangelo Roma Basílica Santa María Ángeles Martirios Michelangelo Roma Basílica Santa María Ángeles Martirios Michelangelo

Iglesias de Roma