Basílica de Santa Sabina

Basílica de Santa Sabina

 

Roma - Piazza Pietro d'Illiria

basilica di Santa Sabina

La Basílica de Santa Sabina, como de hecho sucede con muchas otras iglesias de Roma, se puede afirmar que es más famosa por las celebraciones de matrimonio que por el valor histórico-arqueológico en si.
Situada en el Aventino fue construida sobre un trecho de las murallas Serviane pero sobre todo sobre una rica Domus, una sala que está inmediatamente bajo la iglesia y que es análoga a ésta en dimensiones.
Fue erigida en el 422, bajo el papado de Celestino I, obra de Pietro d’Illiria y terminada alrededor del 435 bajo el papado de Sixto III.
En su historia hay numerosas reestructuraciones a partir del periodo medieval, pasando por la reestructuración del siglo XVI por voluntad del Papa Sixto V que la encargó a Domenico Fontana quién, con consistentes modificaciones, trastocó cancelando casi por completo los indicios medievales, hasta llegar a la restauración de comienzos del 900 obra de Antonio Muñoz.
La basílica es oficiada por los padres Dominicanos desde el 1222, o sea desde cuando el Papa Honorio III acogió la Regla sometida por Santo Domingo.

s. Sabina Navata centrale

La entrada está precedida por un pórtico que abraza dos lados, en el de acceso a la basílica están expuestos numerosos fragmentos de mármol muy antiguos, algunos de los cuales con inscripciones latinas y medievales.
El precioso portal de entrada todavía es el del siglo V, se accede a la basílica e inmediatamente se percibe una sensación de austera solemnidad, las tres naves están divididas por 24 columnas corintias, procedentes probablemente del Templo de Giunone Regina, arcos de apoyo por encima de los cuales hay ventanas decoradas y con arcos que dan una luminosidad transversal muy particular, las naves laterales son más bien estrechas, el presbiterio y el catino absidal reciben la luz a través de tres ventanas, la contrafachata es el único testimonio de la antigua decoración en mármol, mosaicos y pinturas que recubría toda la iglesia: la inscripción es en recuerdo de P. d’Illiria, del Papa Celestino I y del Concilio de Efeso que sancionó la divida maternidad de María, la dos figuras a los lados representan la Eclesia ex gentibus, nacida de la conversión de los paganos y la Ecclesia ex circumcisione, nacida de la conversión de los judíos.

peso del diavolo

En la nave central extraña lápida de mosaico de Muñoz de Zamora (general de los Dominicos), la schola cantorum, reconstruida en 1936, presenta fragmentos que se remontan a los siglos que van del V al IX, en el ábside un fresco que representa a Cristo entre los apóstoles obra de Taddeo Zuccari.
En la nave derecha la preciosa capilla de San Jacinto con frescos de Federico Zuccari y retablo de altar de Lavinia Fontana (la Virgen y San Jacinto- 1600).
En la nave izquierda fulgor de mármoles preciosos presentes en la capilla de Santa Catalina de Siena construida en 1671 por G. B. Contini, sobre el altar la obra maestra de Sassoferrato "la Virgen del Rosario".
Una curiosidad reside apenas a la izquierda de la entrada principal (foto a la izquierda), se trata de una piedra de basalto negro apoyada sobre un tronco de columna, probablemente era un contrapeso de una balanza usada en la antigua Roma.
La leyenda dice que el diablo la lanzó contra Santo Domingo, que rezaba intensamente sobre el sepulcro que contenía el osario de algunos mártires, la piedra no golpeó al santo pero rompió la lápida que cubría el sepulcro.

photogallery

Fotogalería Basílica de Santa Sabina all'Aventino

tags: Roma Aventino Basílica chiesa Santa Sabina Roma Aventino Basílica chiesa Santa Sabina Roma Aventino Basílica chiesa Santa Sabina Roma Aventino Basílica chiesa Santa Sabina Roma Aventino Basílica chiesa Santa Sabina Aventino Basílica chiesa Santa Sabina Aventino Basílica chiesa Santa Sabina Aventino Basílica chiesa Santa Sabina chiesa santa chiesa santa chiesa santa chiesa santa

Iglesias de Roma