Desde el Colosseo al Capitolio - pág. 1

Traducción de Ester Bessa

 

Colosseo

El Anfiteatro Flavio es el monumento que caracteriza Roma, son pocos los que no lo conocen pero, ironías de la suerte, el nombre que lo caracteriza no le pertenece, "Colosseo": deriva de una colosal escultura situada por Nerón en las inmediatas cercanías. Nace por voluntad de Vespasiano, tal como está esculpido encima, pero fue inaugurado por Tito (siempre de la dinastía de los Flavio) con 100 días de juegos.
Es el anfiteatro romano más grande y antes de ser despojado de las decoraciones el Colosseo se mostraba majestuoso y rico de mármol y estatuas. También tenía un grande velado para proporcionar sombra a los espectadores que era manipulado por un selecto cuerpo de marina. Con la caída del imperio romano fue despojado y saqueado de todos los ornamentos. En el siglo XIV, con la expoliación ya casi completa, fue erigido como lugar sacro en el que eran celebradas misas y procesiones católicas (Audioguía
en MP3 a cargo de italyguide.it)
Billetes y horarios

Tras una larga restauración, el 16 de octubre de 2010 ha sido reabierto al público el
tercer anillo que se eleva 33 metros de altura y desde el cual se podrá admirar un
hemosa panorámica de Roma, apertura también para los hipogeos, es decir las galerías
dónde los gladiadores y los animales se cercaban antes del combate. A los hipogeos,
que se han conservado intactos en el tiempo por estar bajo tierra desde el siglo V, se
accederí desde la puerta libitinaria, la que los antiguos romanos habían dedicado a la
diosa que presidía los funerales: Libitina, porque desde allí partían los cadáveres.
Podrán visitar esta parte del Anfiteatro Flavio grupos de hasta 25 personas cada vez con
guía obligatoria y un recargo en el billete de ocho euros. La reserva será obligatoria.
Todavía hoy se lleva a cabo el sugerente Vía Crucis.

Arco di costantino

El Arco de Constantino es el ejemplo más clásico del modo decadente de defraudar y despojar los templos y monumentos de los emperadores precedentes.
Constantino hizo erigir éste arco de triunfo para celebrar la victoria en la batalla del Ponte Milvio en el 312 d.c. dónde derrota a Massenzio.
Los arqueólogos han reconocido partes de la época de Adriano, estatuas de Dacio, del foro de Trajano y bloques procedentes de templos y monumentos.

páginas: 1 2 [3]

 

Lugares y obras de interés turístico visitados en éste itinerario:
1- Area arqueológica del Anfiteatro Flavio (Colosseo) y Arco de Costantino