Catacumba de Domitila

Catacumba de Domitila

 

Via delle Sette Chiese, 282 - Roma
Tel. 06.51.103.42 / 06.51.33.956
Trasportes públicos: Bus 714

También la catacumba de Domitila, como en el caso de Priscila, toma el nombre de la propietaria del fondo, muy probablemente se trata de Domitila Flavia, mujer de Clemente Flavio cónsul romano de la familia de los Flavios, misma estirpe de los precedentes emperadores Vespasiano y su hijo Tito, famosos entre otras cosas por haber hecho construir el anfiteatro Flavio, denominado de forma diferente a posteriori nada menos que... el Coliseo.
El terreno de los Flavios situado en la antigua Via Ardeatina empieza a ser destinado a cementerio hipogeo de la familia de los Flavios, la catacumba nace de todas formas en un área ya destinada a necrópolis por encima del suelo, tal como era usual en el resto de las antiguas vías consulares, y la cercana Via Appia muestra todavía hoy testimonios de ello.
La Catacumba de Domitila se desarrolla principalmente en dos planos, el segundo de los cuales es más antiguo dada la presencia de tumbas de probable culto pagano a las que sucedieron las instalaciones comunitarias al servicio de los fieles.
En la catacumba la atracción queda fascinada por la basílica de Nereo y Aquiles, dos mártires que han sido durante siglos el lugar de meta de peregrinaje, a los pies de la escalera de entrada está fijado el carmen que el papa Dámaso dictó en honor de éstos mártires que fueron ejecutados, si bien ellos mismos eran militares, probablemente se trataba de la persecución de Diocleciano que algunos textos refieren precisamente como iniciada por "los hermanos del ejercito".
Bajo la basílica está el hipogeo de los sarcófagos con dos sarcófagos con bustos de leones y uno con la imagen de un muchacho, el más antiguo de los tres muestra inscripciones funerarias relativas a la estirpe Flavio-Aurelio.
Durante el siglo IV se desarrolló la región que se denomina "retrosanctos" dado el origen radial de tres brazos justo desde el ábside de los Santos Nereo y Aquiles, en uno de estos se encuentra la pintura denominada "Matrona Veneranda" que representa Santa Petronila en el acto de introducir la veneranda en el paraíso, Santa Petronila fue erróneamente indicada como hija de San Pedro y se convirtió en protectora de los Franchi, la reliquia reposa en el Vaticano en la famosa Capella regum Francorum.
El núcleo de la catacumba llamado "hipogeo de los Flavios" se desarrolla en torno al siglo II y presenta decoraciones no marcadamente cristianas, probablemente los primeros depósitos fueron de carácter pagano, posteriormente hacia el año 220-230 d.C. la decoración que reviste toda la galería muestra caracteres paleocristianos, finalmente la inserción de la escena bíblica "Daniel entre los leones" ratificó la cristianización de los Flavios.
Otra región interesante es "el cubículo de Ampliato", se trata del sepulcro del tal Ampliato, este presenta cuatro fases decorativas que van desde el inicio del siglo III a mediados del IV, o partiendo de un estilo símil-pompeyano, pasando al estilo figurativo bucólico, después con decoraciones de tipo heráldico y finalmente representando escenas de vida real o representaciones de la vida de Cristo.
El peregrinaje reclamado por la basílica de Aquiles y Nereo al lado de la catacumba acabó determinando el abandono del sitio hacia comienzos del siglo IX cuando, tras siglos de invasiones bárbaras, el Papa León III hizo trasladar los cadáveres de los mencionados mártires al interior de las murallas romanas, reconstituyendo la iglesia de Nereo y Aquiles junto a las termas de Caracalla.

Enlace al Sitio web oficial