Museos Vaticanos (pág. 2)

Museos Vaticanos (pág. 2)

 

Traducción de Ester Bessa

 

El itinerario continúa......
La Galería de los candelabros:
Originalmente la galería era una lonja abierta, la cubierta fue construida en el 1761 bajo
el pontificado de Pío VI (1775-1799). La galería fue tapiada a finales del siglo XIX y el
techo pintado en el 1883-1887, por voluntad del pontífice León XII (1878-1903). El
nombre de la galería procede de la presencia de los candelabros de mármol de época
romana dispuestos en correspondencia con las columnas que dividen la galería en seis
secciones. Entre las obras más importantes que se pueden admirar podemos recordar la
estatua de Afrodita Efesina y algunas copias romanas de originales griegos de época
helenística. Las Galería de os tapices: en esta galería están expuestos algunos tapices
denominados de la Scuola Nova, fueron encargados por el Papa Clemente VII (1523-
1534) a los discípulos de Raffaello. Han sido expuestos a lo largo de la pared izquierda
de la galería y representan: La Adoración de los Magos, la Presentación en el Templo,
la Matanza de los Inocentes, la Resurrección, Jesús se aparece a la Virgen y la Cena en
Emmanus. En la pared derecha se encuentran, en cambio, unos tapices con escenas de la vida del Papa Urbano VIII. Tapices realizados en Roma en el siglo XVII de la producción Barberini.
La Galería de los Mapas:
En la galería se pueden admirar cuarenta mapas pintados al fresco que muestran la
topografía de las regiones italianas y los asentamientos del Estado pontificio. La galería
de S. Pío V y las Salette de S. Pío V, la Sala Sobieski, la Sala de la Inmaculada
Concepción, la Sala de los Chiaroscuri, la capilla del Papa Nicolás V, ésta capilla fue
construida en una de las partes más antiguas de los palacios Vaticanos. Probablemente
formaba parte de la Torre de Inocencio III (1198-1216) insertada posteriormente en el
primer palacio papal que se remonta al s. XIII. Nicolás V (1417-1453) decidió
transformarla en capilla privada y llamó a Beato Angelico para pintarla. Este artista
toscano decidió decorar las paredes de la capilla con las historias de San Lorenzo y las
historias del Santo Stefano, pintó la bóveda estrellada con los Cuatro Evangelistas.
Las estancias de Raffaello:
así denominadas porque contienen en su interior algunos importantes frescos creados
por Raffaello Sanzio, se convirtieron en los apartamentos privados de Julio II.
Cronológicamente la primera estancia que fue pintada al fresco, aunque sería mejor
decir la bóveda, fue la de la Signatura, así llamada porque aquí se reunía la Corte de la
Signatura. Raffaello decidió pintar aquí algunos importantes frescos centrados en el
tema de la virtud teologal y capital. El fresco que representa la Discusión del
Sacramento es el primer trabajo pictórico realizado por el Maestro en Roma y ha
querido pintar la exaltación de la gloria de la Eucaristía antes que la disputa.
Un fresco muy famoso es el de la Escuela de Atenas dónde es posible observar en una
misma obra filósofos y hombres importantes de la antigüedad con personajes, artistas y
nobles contemporáneos a Raffaello. En el centro de la bóveda aparecen las figuras de
Platón y Aristóteles.
El fresco del Parnaso, que decora la pared dónde se inserta la ventana que se
asoma sobre el Belvedere, se remonta al 1511 (el año está consignado en una
inscripción en la ventana).
El techo de la bóveda de esta habitación tiene cuatro medallones que contienen las
figuras simbólicas que representan la Filosofía, la Justicia, la Poesía y la Teología,
además hay unos paneles que representan el Juicio de Salomón, Apolo y Marsias y la
Astronomía.
La siguiente estancia que fue decorada fue la de Heliodoro que constituye un ejemplo de
la que puede ser denominada pintura histórica ya que Raffaello decidió pintarla con
eventos milagrosos que fueron decisivos para la historia de la Iglesia. Estos frescos son
León I detiene a Atila en Roma, la Misa de Bolsena. La expulsión de Heliodoro del
templo y la Liberación de San Pedro se remontan a 1515- 1514, mientras que la bóveda
fue decorada a continuación según la idea de Raffaello. La decoración del Incendio del
Borgo se remonta al 1514-1517. El nombre de la estancia deriva del fresco más
importante que reproduce el incendio del Borgo ocurrido en el 847, incendio que fue
extinguido con la bendición del Papa León IV. Un detalle interesante muestra como era
la fachada de la basílica de San Pedro antes de la intervención de Bramante.
La última estancia es la de Constantino, que no fue terminada por Raffaello que murió
en 1520, sino por sus discípulos más válidos como Giulio Romano, Francesco Penni y
Raffaellino del Colle. Esta estancia fue terminada en 1525. Los frescos que fueron
realizados en el interior de esta gran sala, utilizada por el pontífice como Sala de
recepciones, están centrados en la figura de Constantino. El techo de la sala ha sido
decorado con un extraordinario fresco realizado por Tommaso Laurenti y representa el
Triunfo de la religión.
La Capilla Sixtina: sin palabras...... ¡Absolutamente imprescindible!

Creazione

Michelangelo: Creación de Adán según el libro del Génesis:
del polvo, Dios creó Adán a su imagen y semejanza.
En este fresco de la Capilla Sixtina, Michelangelo ha representado a Dios con
semblante humano mientras infunde a Adán el hálito vital.
<<< Vuelve a pág. 1